La principal utilidad de la detección de incendios, es lograr generar una alarma temprana y la localización que permita la actuación de los bomberos y/o de los sistemas automáticos de extinción, antes de que el fuego se vuelva incontrolable y termine por arruinarlo todo.

En general la rapidez de detección es superior a la detección por vigilante, si bien caben las detecciones erróneas. Pueden vigilar permanentemente zonas inaccesibles a la detección humana.

Normalmente la central está supervisada por un vigilante en un puesto de control, si bien puede programarse para actuar automáticamente si no existe esta vigilancia o si el vigilante no actúa correctamente según el plan preestablecido (plan de alarma programable).

Ayel se encarga del proyecto y la aplicación de estos sistemas de detección en todo tipo de construcciones, cualquiera sea su tamaño y utilización.


En linea

Tenemos 35 visitantes y ningun miembro en Línea